sábado, 24 de enero de 2009

LA ANSIEDAD

De repente un buen día sin comerlo ni beberlo uno siente un vuelco en el corazón y le sube un hormigueo a la cabeza que le deja atontado durante unos segundos. Está comprando ropa y tras el episodio, sigue la vida como si nada, tan sólo una pequeña anécdota. El problema es que otro día uno está comiendo en teoría tranquilamente y le vuelve a repetir el episodio pero en esta ocasión, los nervios crecen, la angustia se apodera de uno y la tensión se eleva.

Por la mente pasa de todo, uno cree que le puede estar fallando el corazón y acude al médico. Incluso antes de hacerle unas pruebas rutinarias para ver cómo marchan las cosas en el organismo, la doctora le comunica que se trata de un claro caso de "crisis de ansiedad". Y uno se sorprende. No es que no sepa que de natural es nervioso, aunque fisicamente aparente tranquilidad, pero siempre se creyó capaz de controlar su cuerpo en esa situación y al parecer no es así.

Como si uno viviera en una especie de Gran Hermano, los sentimientos se exageran. Si uno está nervioso, lo está más que nunca; si se siente agobiado, le dan ganas de "romperse" por dentro. Y lo peor: sin motivo aparente, no existen episodios en la vida actual que justifiquen esa reacción corporal tan desagradable.

Como siempre hay que sacar conclusiones positivas, uno descubre hasta qué punto su cuerpo están tenso, trata de relajarlo unas veces con más éxito que otras. Y asalta la duda "¿realmente todo estará en la mente?". Un abrazo a todos que son gratis

14 tus aportaciones:

Anónimo dijo...

esta tarde he ido a ver la furia del mar, y he pensado en ti; curiosamente, he sentido angustia, ésa de la que tu hablas, en el camino de regreso a casa y al llegar leo tus palabras...
saludos desde galicia

Anónimo dijo...

hola javier, no te preocupes, si eso nos pasa a muchos. Yo vivo con ello. Estoy en paro, vivo angustiado,el futuro no lo veo nada claro, sufro de ansiedad, depresion y estres. Es el no saber lo que va a pasar y hacia donde vamos. El mundo, ahora mismo, es un barco sin timon y sin rumbo que nadie sabria decirnos hacia que puerto nos dirigimos. Nos dejamos influir por lo que vemos en la tele, radio, siempre noticias malas, esta crisis que parece que no va a acabar nunca. Todas las esperanzas puestas en el nuevo presidente americano que parece que va a ser nuestro Salvador y veremos en que se queda todo. No hace falta ser medico para saber qe lo que te paso a ti es ahora mismo lo mas normal de mundo en los tiempos en los que vivimos. No te preocupes, relajate, haz yoga, vive tranquilo, que ya vendran tiempos mejores. Estoy seguro. Recibe un abrazo que es gratis.

Napoleón Bonaparte dijo...

Un abrazo, Javier. No sabes, como y cuanto, te entiendo.

Un Saludo

ANTONIO M. dijo...

Hola Javier. Cuando estaba trabajando me paso algo parecido. Yo tenia que desplazarme a diario fuera de mi ciudad (cada cierto tiempo a otra distinta), y una mañana senti tal malestar en el cuerpo y tal estado de nervios que me senti incapaz de seguir conduciendo y tuve que parar en el ambulatorio del pueblo mas cercano. Por suerte, no me ha vuelto a pasar... Espero que en tu caso tambien haya mejoria. Un saludo desde la antigua Isbiliya. :)

Luis dijo...

Yo tuve episodios de ansiedad el pasado verano... cuando se me juntaron los exámenes de fin de carrera, el trabajo, etc... y lo pasé realmente mal!!! Estaba atendiendo a los clientes en pleno corte inglés y me tenía q ir del mareo que me entraba. Te comprendo.

Espero q te vaya todo bien!!! Un abrazo Jav!!!

HADEX dijo...

Ya, es increíble cómo puede ir nuestra mente por un lado y nuestro cuerpo por otro....A mí me pasó cuando murió mi padre.....en teoría yo lo había asumido...pero mi cuerpo decía lo contrario.....Procura relajarte, para que sea algo pasajero y una anécdota más.....


Esta vez no te invito a relajarte por mis tierras porque tío esto es un sin vivir, je je: ahora nieve, ahora llueve a chuzos, ahora ciclogénesis explosiva....BUF!!


MIllón de biquiños!!

X dijo...

Si,es curioso,pero cada vez te entiendo mas,un saludo y ánimo!!

ANTONIO M. dijo...

Hola Javier. ¿Que tal va esa salud? Espero que ya estes libre de la dichosa ansiedad. Cuidate amigo. Un abrazo para ti tambien. :)

Helena dijo...

La ansiedad es la lucecita roja que se enciende cuando algo en nuestra mente vá mal. Es un mal muy común, cada vez más.
Aunque aparentemente andemos tranquilos, en nuestro inconsciente pueden existir cosas que no hemos digerido y es la ansiedad y/o los nervios los encargados de recordárnolos. Es una putada.
No te agobies con el tema, todo pasa. Vá muy bien hacer deporte, salir al aire libre, cuidar la alimentación, etc. También sienta bien escribir todo lo que se te pase por la cabeza...así que ya sabes..
Te mando muchos ánimos y muchos abrazos.

Anónimo dijo...

hola javi, nada que decir.....o si......pero bueno por ahora que sepas que somos muchos que te seguimos y por ser un idolo....no son otros los valores......"tu si que vales"...por todo,un gran saludo...raul s.

Sucette D´Ment. dijo...

¡Hola Javier Peña!

Lamento mucho lo de tu ansiedad. Espero que te recuperes pronto.
Lo que planteas en este post me parece suficientemente íntimo y serio como para que, por respeto, no me atreva a hacer ningún comentario personal. Es un tema médico y considero que son los especialistas quienes mejor te pueden ayudar.

Por mi parte, yo quiero hacerte llegar mi abrazo, mi solidaridad y mis mejores deseos. ¡Cuídate mucho!

Con afecto,
Fdo: Sucette D´Ment.

Anónimo dijo...

De Marco.

Hola Javier, soy Marco, aquel chico que estaba conectado desde China a tu programa de radio.

Desde que te fuiste no es lo mismo, y creo que solo una o dos veces he vuelto a dar mi opinión. Símplemente sin ti no es lo mismo.

Sigo en China, y la crisis también se ha dejado notar. Me planteo la vuelta al "mundo civilizado" dentro de poco, supongo que una vez que la crisis haya pasado de largo, si es que eso ocurre.

Creo que el 2009 y el 2010 van a ser años difíciles para todo, pero ten ánimo.

Por supuesto, si tienes algún nuevo programa de radio espero lo comuniques a través de tu sitio web, y espero tener un minúsculo rinconcito como colaborador del lejano oriente.

¡Recibe un gran abrazo y sigue adelante, amigo!

Marco.

satxoska dijo...

es una sensación bastante desagradable, no se puede controlar y apaciguarla cuesta mogollón
un saludo

Anónimo dijo...

hola javi, bueno, yo ya hice un comentario. pero, hace casi un mes que nos tienes abandonados en tu blog, seguro que estas ocupado o estas haciendo algo importante. me gustaria que me informaras cuando vas a trabajar, si es en radio, tv, o prensa escrita, pues a mi, como a muchisima gente nos gustaria saber de ti, pero desde el 24 de enero, nada. Espero ke te encuentres mejor de salud, yo ya he aprendido a vivir con la crisis de ansiedad, es como de mi familia. Pero, te aseguro que hay cosas peores. Tambien, sigo en paro, y sin cobrar nada. Pero, soy totalmente positivo y se que algo encontrare. Lo se. Bueno, Javi,ya que por desgracia no puedo escucharte en la radio, que nos gustaria saber pronto de ti. un abrazo que son gratis.