jueves, 18 de octubre de 2007

¿QUIËN LA ESCRIBÍA VERSOS?



Hace más de treinta años que la pobre Cecilia escribió esta canción "Un Ramito de Violetas" que siempre me ha parecido describía una gran historia de amor, de esas que ya escasean en nuestros tiempos. Desde luego, yo no sabría decir si el texto describe un amor realmente feliz o en el fondo subraya la tristeza de aquél que se mostraba "como un diablo" con su mujer,incapaz de mostrarse tierno con ella pero que después era capaz de escribirle versos anónimos y mandarle cada 9 de noviembre un ramito de violetas. Quizás alguno me lo pueda aclarar porque siempre he tenido la duda desde pequeñito.

Lo cierto es que me ha venido a la memoria esta canción porque lo que no nos cuenta Cecilia es como terminó esa historia de amor y ahora 32 años más tarde intuyo que el final sería desastroso. ¿Por qué digo esto? entre otras cosas por una noticia aparecida hace unos días. Un matrimonio estadounidense atravesaba por una profunda crisis. Cada uno de ellos por separado comenzó a conocer gente por chat en internet. La "magia" de la red provocó que los dos conocieran a alguien especial en la red, alguien que realmente comprendía sus problemas a la perfección y claro, llegó el amor. Tras unas semanas de chateo deciden quedar y ¡oh sorpresa! resulta que sin saberlo se habían vuelto a enamorar de su pareja, esa a la que en la vida real no podían ni ver. Hasta ahí la historia puede parecer sublime desde el punto de vista amoroso pero como nada puede ser perfecto, resulta que los dos obviaron sus sentimientos, les pudo el orgullo y tomaron la determinación de divorciarse alegando que el otro les había sido infiel. Qué pena, ¿no? volvieron a descubrir a ese ser que les enamoró años atrás y sin embargo, les pudo más el odio que sentían en la actualidad.

Esa es la noticia que me ha llamado la atención en los últimos días y que demuestra en el fondo cómo somos los seres humanos en la actualidad. Quizás el amor que describe Cecilia en su canción tampoco es perfecto, describe una cultura en la que la mujer callaba en silencio sus frustraciones amorosas y los hombres no podían descubrir sus sentimientos para seguir sintiendose superior a ellas. Sin embargo, era un amor comprometido, dispuesto a luchar por seguir adelante, en definitiva, era AMOR.

Probablemente yo esté muy pesimista en los últimos tiempos pero tengo la sensación de que hoy en día el nivel de compromiso del ser humano es mucho mejor. Tenemos la ventaja de que casi nadie está con quien no quiere estar, de entender que una pareja la componen dos personas, pero quizás hemos pasado de creer en el amor para toda la vida a entender sólo el amor de los próximos 5 días. Está claro que las parejas actuales no luchan como antes por consolidarse y salvar los obstáculos que existen en toda relación. Alguien me dirá que antes luchaban porque no les quedaba más remedio y he de reconocer que es cierto, ¿pero quizás no podría haber un término medio como en todo?

Y lo dice alguien que en estos momentos no anhela una relación, es una conclusión que extraigo de muchas experiencias que observo en nuestra sociedad y que desde luego ni me entristecen ni me emocionan, sólo las constato. ¡Pobre Cecilia! que mal lo tendría ahora para componer sus canciones de amor si aún viviese

3 tus aportaciones:

Anónimo dijo...

Hola, pues esta claro lo que pasaba, las flores no eran para ella, sino para la vecina de arriba de la que se aprovechaba regularmente sin que la mujer se enterara, el detalle era debido a un error tipografico en la direccion del piso por parte de la floristera, jejeje. Un beso. Xavi.

Enric dijo...

Cadía te superas. Está canción es una de mis favoritas. Yo pienso que ella en el fondo era feliz, fué una pena que muriera en ese accidente. Hoy en día la gente no está por la labor de aguantar y los que si estamos por la labor no encontramos a nadie con quién compartirla, porque no es que añore tener pareja pero el sintoma de estar enamorado y ser correspondido es algo precioso e indescriptible, pero todo llega a su tiempo y aunque a veces pensemos que estamos solos tenemos amigos que nos apoñan en los malos momentos.

Eticaniano dijo...

Bonita canción.
Se dice por ahí que los hombres no sabemos expresar nuestros sentimientos (menos mal que algo hemos avanzado en los últimos años). Tal vez algo de esto le pasara a ese señor: que no sabía "expresarse" más que siendo anónimo. Incluso pudiera ser que su mal genio fuera por eso: porque necesitaba expresarse y no sabía o no se lo ponían fácil los convencionalismos sociales de la época (como bien dices, era otra época).
Espero que no siga dándose esta antigua contradicción: para ser un buen marido había que querer mucho a la mujer y a la vez ser un "tipo duro" poco sentimental.