miércoles, 13 de febrero de 2008

QUERIDO ARTURO: TE ECHAREMOS DE MENOS



He estado tentado en las últimas semanas de escribir un post a mi compañero, Arturo Tejerina. Todo el equipo sabíamos que sufría una enfermedad pero él nos había pedido expresamente que intentaramos no hablar de ello. Poco podía yo imaginar cuando conversé por teléfono con él por última vez el pasado 2 de enero que esa dolencia nos lo iba a arrebatar para siempre.

Como ocurre en muchas ocasiones, yo fui primero oyente y telespectador de Arturo tanto en la SER con aquel mítico La media vuelta que tantos momentos de risas me proporcionó, como en Telemadrid en el programa de Terelu Campos. En ambos casos, Teje aportaba su sentido del humor, surrealista en algunos casos, hiperrealista en otros.

Pasaron los años, le perdí la pista y de repente me veo hace dos trabajando con él en el equipo de A Ver Si Te Atreves. Comenzamos al mismo tiempo en esta aventura y desde entonces hemos compartido más de una y de dos conversaciones interesantes. No me refiero a los momentos de discusión y de pique que teatralizábamos en el programa sino a esos otros momentos del "cigarrito" que disfrutábamos en las pausas publicitarias o del boletín de noticias.

Reconozco que en ocasiones su carácter caótico me llegaba a sacar algo de quicio y casi me comportaba como un padre con él abroncándole por lo que él mismo definía como su mala cabeza. Él, habitual del halago, me respondía diciéndome: ¿ves, peñita? yo es que necesitaría un novio como tú que ordenase un poco mi vida. La verdad es que Teje siempre pensó que yo sabía más de informática, de teléfonos móviles y de cuentas de lo que en realidad sé.

En el programa, muchos de vosotros sois testigos. Nos hemos reido mucho, a veces era imposible sostener una discusión con él porque como le recriminaba Luján "se iba con los de la feria y volvía con los del mercado". Eso sí, siempre aportó su frescura, su modo de vivir la vida libre de ataduras y prejuicios.

Arturo se nos fue anoche, parece mentira que no vayamos a ver ni oir esa característica voz que lo mismo te anunciaba el Cleasident (o como se escriba) que se agobiaba por la cantidad de asuntos que abordábamos en el programa. Se nos ha ido un tipo peculiar y entrañable. Os podría contar mil cosas más pero no soy yo muy amante de los panegíricos. Simplemente sé que nuestro querido Teje desearía que le recordásemos en esos grandes momentos que nos proporcionó de gran humor e ironía más que en los actuales en los que le echaremos mucho en falta.

ARTURO, D.E.P

10 tus aportaciones:

S68C Marcos S.C. dijo...

Ni tan siquiera una coma puedo quitar ni poner a lo que has dicho. Me quedé de piedra cuando escuché a Luján dar la noticia. Hace unos días en una respuesta a un oyente intuí que debía de estar enfermo pero no pensaba que nos quedáramos sin ese niño grande que a mi en particular me sacaba de quicio con algún comentario para a los quince segundos lograba hacerme reir con otro. Como fiel creyente que era: Que Dios lo tenga en su seno

Shangay dijo...

Lo echaré mucho de menos. una gran persona llena de amor. Tengo la suerte de atesorar muchos recuerdos junto a él. gracias por ese homenaje.

GEMMA dijo...

La verdad es que me entristece mucho leer tu artículo, pero he de decir que a medida que iba leyendo, parecia que os estaba viendo con vuetro "cigarrito"...Recuerdo eso que dices de .."necesito un novio como tu" jejeje...Era un crack! Nadie podrá anunciar como él Clisident y Freedom Finance jejeje. Seguro que desde algún rinconcito del cielo nos sigue escuchando cada noche, mientras la arma "gorda" por ahi jejeje.

HADEX dijo...

Ha sido muy hermoso el homenaje que le habéis hecho esta noche...le hubiera encantado. Millón de besos, Javi Peña.

Hispanus dijo...

Pero qué está pasando en ONDA CERO, antes Cebrian y ahora Tejerina. Me duele mucho conocer a grandes personas y luego me entere de la fatídica noticia.
Os prohíbo que os vayáis, no me gusta.

Por otro lado, decir que Tejerina me hacia reír mucho, era todo un crack, sobre todo cuando le daba caña a Lujan. Jejeje.

Bueno supongo que así es la vida, desatenta hacia la muerte, como decía M. Hernández:

No perdono a la muerte enamorada,
no perdona a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

Napoleón Bonaparte dijo...

Joder, me acabo de enterar. No veas como me caía de bien, Tejerina. Sí, me acabo de enterar,por que sabes que ya no escucho, vuestro programa. Solo muy de vez en cuando. En realidad, por la Ondas, transmitía ser muy buena gente. No se, me recordaba a un "crio", malo, el Bart Simpsnon, del programa, el enfant terrible...

Al menos, es lo que mee llegaba. Tenía unas "salidas", geniales. Alegraba el tema y la noche y la vida de todos.

Desde aquí, agradecer su simpatía en las Ondas y su buen hacer. Sin duda, un tipo particular pero sin duda, un buen tipo.

Un abrazo a todos.

Pampanitos Verdes dijo...

Me he quedado helada. Las dos últimas noches no os he podido escuchar y no he sabido nada hasta que te leo ahora.
Me encantaba Tejerina y le voy a echar mucho de menos.
Abrazos para todo el equipo.

Eticaniano dijo...

Arturo Tejerina.
Pocas veces pude escucharlo.
Pero parecía un buen hombre.
Con un bonito nombre.

Sucette D´Ment. dijo...

Yo soy testigo, mira que escucho. Tejerina, Arturo, no se ha ido. Revolotea a nuestro lado con un cirio en la mano.
Un abrazo, Presentes.
Fdo: Sucette D´Ment.

Antonio Chaves dijo...

Querido Arturo, doy por supuesto que ahí arriba, ya habrás inaugurado una emisora, llamada algo así como "Radio Cielo-Tejerina". Si no es así, ya se lo estás diciendo al "Jefe" para que te la instale ya.

Acabo de enterarme de tu "traslado forzoso", ¡JODER!, con tantos días de retraso... La vida no me deja tiempo para enterarme de todo lo que quisiera.

Dirás que quién soy, y de qué te conozco... Bueno, pues te "hago ir para atrás en el tiempo"...

Hace años tuve la suerte, mejor dicho el honor de poder trabajar contigo durante dos años: yo hacía las fotos a las que tú les ponías tus comentarios tan especiales, para la Guia del Ocio de El País. Sí... soy el que iba contigo de paquete en tu Vespa blanca con la bolsa del equipo de fotografía y el trípode colgando del hombro, por las noches de Madrid, a los locales que debían ser publicados en esa Guía.
Recuerdo que más de una noche, terminábamos charlando hasta casi el amanecer, unas veces en el sitio donde teníamos que ir a "trabajar" y otras en tu casa.
Gracias a tí conocí una perspectiva de la vida que no había tenido hasta entonces.
Luego, la vida hizo que siguiéramos caminos distintos. Te seguía oyendo por radio, viendo (muy poco) en televisión, pero como que Dios existe, siempre has estado en mi memoria y en mi "carpeta" de amigos inolvidables.
Perdóname, no puedo expresarme como me gustaría, pero el dolor que siento ahora mismo, no me deja escribir de otra manera.
Si, soy Antonio Chaves, tu fotógrafo de las noches de Madrid.
Hasta siempre Arturo, te prometo que si algún día subo, llevaré una cámara para que hagamos algún "local" para publicar en la Guía del Cielo.
Un abrazo grande.
Antonio.