miércoles, 6 de febrero de 2008

YO SOY YO O EN REALIDAD CIEN YOES DIFERENTES

Hola amigos: Sé que últimamente tengo un poco descuidado esto de escribir pero las circunstancias, la falta de musas en ocasiones y chorradas mil en otras tienen mi mente apartada de la escritura. De hecho, otro proyecto del que ya os hablaré también lo tengo un tanto abandonado en las últimas semanas por lo mismo. Sin embargo hoy quiero trasladaros una reflexión y me gustaría que me aportaseis vuestro criterio.

Desde hace meses tengo la mirada un tanto nostálgica, nada depresiva, tan sólo estoy en periodo de balance de lo que ha sido mi vida. De repente he sentido que he forjado una personalidad definida, mejor o peor según opinen los demás, pero que está alejada de los vaivenes de los 20 años. Sin embargo, cada día me doy cuenta de lo diferente que soy dependiendo de quién se sitúe frente a mi.

Es cierto que yo suelo ser algo radical con los demás, soy un poco del todo o el nada si bien he intentado en los últimos meses corregir ese defecto que me ha llevado a cometer múltiples errores y a apartar de mi vida a personas que me han querido mucho. Lo cierto es que me autoanalizo y compruebo que en cuestión de amistades por ejemplo, puedo ser más detallista con una persona aunque no lo merezca, puedo ser más tierno o más arisco, más tolerante o intransigente, más comunicativo o menos, más divertido o más sesudo. De repente soy muy hablador pero tiendo a poner una barrera cuando estoy en grandes grupos, realmente no dejo que me conozcan y sin embargo, otros amigos menos locuaces logran conectar mejor con los desconocidos, en fin...

Si ya hablamos de los amores, es cierto que ya hace años que no tengo experiencias pero me ha sucedido algo parecido. Los hay que me han infundido unos celos terribles, otras veces me he sentido muy seguro, en ocasiones he demostrado quizás excesivamente mis sentimientos, otras veces me he dejado llevar por la otra persona. Nunca he encontrado el secreto porque si lo hubiera hecho, quizás ahora estaría emparejado obviamente. Lo que sí puedo contar es que he tenido ganas de libertad cuando he estado emparejado y ganas de ataduras cuando he estado libre, aunque a estas alturas ésto último ya lo tengo más que superado.

Hoy he escuchado una canción de Alejandro Sanz y me he puesto a pensar si es posible que un ser humano pueda comportarse de manera tan diferente en situaciones parecidas, dependiendo de quién te rodee y sin saber muchas veces el motivo. Es normal o indica que soy mucho menos maduro de lo que me creo. Os dejo la letra de la canción y leo atentamente vuestras opiniones

A veces me elevo, doy mil volteretas
a veces me encierro tras puertas abiertas
a veces te cuento porqué este silencio
y es que a veces soy tuyo y a veces del viento.

a veces de un hilo y a veces de un ciento
y hay veces, mi vida, te juro que pienso:
¿por qué es tan difícil sentir como siento?
sentir ¡como siento! que sea difícil

a veces te miro y a veces te dejas
me prestas tus alas, revisas tus huellas
a veces por todo aunque nunca me falles
a veces soy tuyo y a veces de nadie
a veces te juro de veras que siento,
no darte la vida entera, darte sólo esos momentos
¿por qué es tan dificil?...vivir solo es eso...
vivir, solo es eso...¿por qué es tan dificil?

cuando nadie me ve puedo ser o no ser
cuando nadie me ve pongo el mundo del revés
cuando nadie me ve no me limita la piel
cuando nadie me ve puedo ser o no ser
cuando nadie me ve.

a veces me elevo, doy mil volteretas
a veces me encierro tras puertas abiertas
a veces te cuento por que este silencio
y es que a veces soy tuyo y a veces del viento

te escribo desde los centros de mi propia existencia
donde nacen las ansias la infinita esencia
hay cosas muy tuyas que yo no comprendo
y hay cosas tan mías pero es que yo no las veo
supongo que pienso que yo no las tengo
no entiendo mi vida, se encienden los versos
que a oscuras te puedo, lo siento no acierto
no enciendas las luces que tengo desnudos
el alma y el cuerpo

11 tus aportaciones:

Eticaniano dijo...

La vida es complicada. Pero el plantearnos estos temas es buena señal: eso permite crecer psicológicamente. Te sugiero una cosa que encaja con el momento personal que estás pasando, Peña: escribir (o pensar en) los recuerdos de la infancia y la adolescencia. Es una forma de ver los progresos, analizar los caminos elegidos, ver el presente desde otra óptica,... A mí me resulta muy satisfactorio, y lo hago cada poco tiempo, como actualmente también.

S68C Marcos S.C. dijo...

Supongo que será la crisis de los 40, y no te lo digo a modo de broma, sino que posiblemente llegados a esa edad analizamos más las cosas y nos comportamos de una manera que a nosotros mismos nos cuesta entender. Yo al menos hay días que analizo mucho actuaciones ya bastante lejanas en el tiempo e intento pensar que podría haber sido si hubiera tomado la direccion contraria a la que tomé, pero luego me paro a pensar que tampoco merece la pena darle tantas vueltas a las cosas y sólo me interesa vivir cada momento de la vida, ¡vamos, que me cuesta trabajo entenderme a mi mismo!. Lo dicho: la crisis de los 40. Por cierto ya he visto que me has agregado. Muchas gracias y a ver si con un poco de tiempo voy visitando también al resto de tu familia bloggera. Un saludo a todos.

HADEX dijo...

Opino básicamente como Eticaniano. Pero también creo que el plantearte todos estos temas te hace estar más vivo, ser más dinámico....Todavía no tengo 40 pero ya he pasado por varias "crisis" (no muy graves tampoco) vitales. La inestabilidad emocional es inherente al ser humano (qué sería de la poesía o de las artes en general sin inestabilidad!!)

Gato por los tejados. dijo...

Dias de paranoias!, si te sirve de ayuda aunq soy un poco mas joven que tu, yo tengo los mismos pensamientos, llegue a la conclusion de que no toda la gente despierta en nosotros los mismos sentimientos ni la misma manera de ser. Yo tampoco soy social en grupo, mas bien callado, sin embargo me dejas con amigos de siempre y hasta me paso de hablador, supongo q esto es por no soy muy sociable, y que solo me interesaba abrirme con la gente q me aporta algo. Al final es una manera de ser, tan valida como las otras, algo que tampoco podemos cambiar, casi genetico, que nos hace especiales y unicos, si pudieramos cambiar todas nuestras conductas y habitos seriamos perfectos, q aburrido, no? Tu sigue siendo asi, q tienes mucho bueno dentro.
Un besote

Napoleón Bonaparte dijo...

Los 40, Javier. Nada nuevo. Te hará crecer como indica un compañero más arriba. Maduramos y evolucionamos.

Un saludo

Jose Manuel Antoral Cuevas dijo...

Hola!Me estreno en tu lugar, compañero. Comprendo tu situación, también tengo rachas así y creo que no son malas. Cuando estamos sensibles, nostálgicos...creo que nos hacemos un poco mejor personas. Valoramos más, respetamos más, queremos más... Y tienes q valorar todo lo q tienes y lo q has tenido, recordar, como ya te han dicho antes. Por lo poco q te conozco de momento, tienes mucho q aportar y mucha simpatía que regalar. Un abrazo

_paula_ dijo...

Hola a todos! Yo no creo que tenga nada que ver con los 40. Hay gente de 20 que no piensa sólo en el botellón!
Yo creo que nadie logra conocerse a sí mismo del todo nunca, y en eso está la gracia de vivir también, no? Mientras no pierdas tu esencia y tus principios...
Si perdiésemos la capacidad de sorprendernos a nosotros mismos, tampoco podríamos aprovechar esos momentos para seguir creciendo,no?
En fin, es sólo mi opinión, pero a ver si dejáis de relacionarlo TODO con la edad!
Un saludo a todos!Y un besote, Peña!

javier peña dijo...

Hola chicos, en primer lugar gracias a todos por los comentarios. Solo pretendo precisar una cosa: en ningun caso mi post se refiere a mi edad, no creo que sea producto de la crisis de los 40 ni significa que este desanimado por algo. Simplemente fue un pensamiento y sirva un ejemplo para ello: a veces uno saluda a un amigo muy querido simplemente con un apreton de manos y otras veces saluda a un casi desconocido con un abrazo sin que haya un motivo objetivo para ello. En este ejemplo cotidiano se podia resumir mi pensamiento en este post. Un beso a todos

Asun dijo...

¡Hola Peñita! Aunque no te he escrito hasta ahora, ya sabes que te sigo. Yo estoy con lo dicho con Paula y Hadex (y por ti mismo) Creo que, o no tiene que ver con la edad, o a algunos nos llegó la crisis de los 40 a los 25, porque yo ya me siento identificada con lo que cuentas. Creo que puede también ser cuestión del momento. Muchas veces somos nosotros quienes provocamos algunas de las cosas que nos pasan y a veces tan sólo depende cómo nos hayamos levantado. Pasa igual en el trabajo. Hay días que te quieres comer el mundo, y otros no te levantarías de la cama. En cualquier caso: ¡NO CAMBIES NUNCA PORQUE ASÍ ERES SENCILLAMENTE GENIAL!, que lo sepas. Un besote

javier peña dijo...

Hola Asuunnn qué alegría que me escribas, muchas gracias por tu comentario y que sepas que la genial aquí eres TUUUUU. Un besote enorme

azulada dijo...

Me ha gustado mucho este post Peña, y es cierto, no tiene nada que ver con la edad, yo me he sentido así toda la vida en muchos momentos diferentes.
Una concluye con algo como lo que has dicho, que parece que no somos tan maduros como a veces pensamos. Yo, en muchas cosas creo haberme quedado atrapada en "Nunca Jamás".

En cuanto a lo de ser diferentes en situaciones iguales, es algo normal, ya que aunque las situaciones parezcan iguales quizá no lo sean tanto, influye nuestro estado de ánimo, la persona con la que estemos, y nosotros mismos, que también cambiamos con lo que nos rodea

un saludo :)