lunes, 3 de marzo de 2008

ANOCHE CUANDO DORMÍA

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Di: ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
en donde nunca bebí?

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.


Escrito por Antonio Machado, hermoso, ¿no?

4 tus aportaciones:

HADEX dijo...

Hummm.... Machado. Me gusta mucho su obra. Machado es cercano al lector. Sus dudas, sus amores, su recuerdo entrañable de Leonor...La vida fue muy injusta con Machado, la pena de verse desterrado con su madre, lejos de su amada Castilla...Las malditas guerras.

mª del carmen dijo...

Hermoso es poco , hermosisimo

Gato por los tejados. dijo...

Que recuerdos del cole, cuando nos hacian recitar estas cosas, este poema, otro de jorge manrique y el Cien cañones por banda.., son los que mas recuerdo de esta epoca.
Un besote

Sucette D´Ment. dijo...

Hermoso, sí, me lo parece.

Y en la caricia despierta podemos hallar la luz de ese sueño que es realidad. Ignorar la oportunidad de voltear a la amargura es negarnos una esencia que, también, resulta natural. Los sentidos disfrutan abiertos para alejarnos de todo mal.
Gracias Javier Peña por traerme aquí, de nuevo, a la vera de un poeta. Me gusta.

Saludos Presentes, ¿qué tal?
Con afecto,
Fdo: Sucette D´Ment.